» Investigación y docencia » EL SONIDO NO DESEADO » EL RUIDO

EL SONIDO NO DESEADO » EL RUIDO

El sonido es una magnitud física que contiene intensidades y frecuencias diferentes, por tanto, es medible. Determinados sonidos pueden ser molestos para una persona mientras que para otra puede resultar agradable. Depende fundamentalmente de factores culturales y de hábito.

Debemos destacar que, subjetivamente, el oído no recibe con la misma intensidad todas las frecuencias del espectro de un ruido, por lo que a la hora de poder medir grados de molestia se utiliza una media ponderada denominada “A”, que potencia les frecuencias medias y altas del espectro a fin de ajustar la medida a la respuesta del oído humano.

La unidad de medida es el decibelio (dB (A)). Una persona puede llegar a percibir sonidos desde 5-10 dB(A), que es el umbral mínimo de audición, hasta los 120 dB, donde ubicamos el umbral de dolor auditivo. El riesgo empieza cerca de los 85 dB(A) i aumenta con el tiempo de exposición. Llegar a los 140 dB(A) supone la destrucción del sistema auditivo, con una exposición prolongada.

Todos los derechos reservados © Acústica Industrial de Tecnologies Mediambientals
Diseño web - MONOK